Temporis Mora

Una amistad me ha escrito hoy. Su abuelita dio positivo al COVID-19. Este es el primer caso positivo con el que tengo contacto indirecto. Son las 7:38 PM.

No supe automáticamente qué contestar a ese mensaje. Requirió una gran pausa de mi parte.

Pausé desde mi balcón del piso 9, observando sin prestar demasiada atención a las luces encendidas de Santurce, y también al montón de parches oscuros. De noche caminar por las calles sin alumbrado de esta parte de San Juan se siente como explorar el vacío de un esófago húmedo.

Tragué.

“Mantente en paz. Está en manos de profesionales. Tu abuelita será tratada”, contesté.

*Blog dedicado a quien quiso que escribiese sobre la falta de iluminación en Santurce.