Cuidado que te caes

Otra boca sedienta de un café compartido, un armario de cosas en conjunto, dividido por gavetas, en secciones, para evitar disputas. El proceso para llegar ahí varía.

Despojada mi blusa, cabe la posibilidad de que la quiera de vuelta, puesta sobre mí, abandonados tú y tus dedos a su suerte.

¿Cómo se explica la geografía de la piel? Tiene memoria, instrucciones, está viva y sueña cosas. Alguien la dotó de poderes. Para llegar, a veces hay que irse aunque parezca error.

Lo sé. Todos queremos ir abajo, pero los tropiezas también viven ahí, en el suelo, en las piedras, los hoyos del asfalto, las losetas resbalosas, los escalones imprevistos, las cáscaras de guineo. Cuidado. Las religiones han estado en acuerdo conmigo. Todos sabemos cuáles son las coordenadas del infierno.

Dedicado modo curita a todos los escocotados del mundo.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s