Boca de vidrio

Corro y me canso.

Transpiro letras.

Llego a tu puerta.

Cuán reemplazable

tu voz sin fuerza.

Eco de colores muertos

en una casa desierta.

¿Por qué no gozas

que te hable desde abajo?

Ahí me crece la voz

y se vuelve frecuente

conversar para siempre.

Dedicado a quien me pidió que escribiese sobre amores y cosas imposibles.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s