LIBERTAD

La Raíz Cuadrada de

Libertina 

POR KIARIMAR MELÉNDEZ

¿Habrá cálculo matemático para la Libertad?  ¿Cuál será la fórmula con la se mide la Libertad?

Las matemáticas no mienten,  ¿ellas me ayudarán a no tener una falsa libertad? 

Ayyyyyy, la libertad. Se habla de ella como un ejercicio matemático y yo … ¡yo nunca logré encontrar la ‘x’! Era tan frustrante para mí que el idioma matemático no se me diera. Entonces, cuando se habla de libertad, parece ser que para llegar a ella primero necesitas una fórmula y yo tengo discalculia.

Por eso, cambié los números por letras y empecé a hacerle preguntas. Le dije: “Dime, Libertina, ¿de qué tengo que ser libre? ¿Qué me ata y por qué?”

Sabes, es bien difícil hablar con Libertina. Ella oye, pero no responde. Entonces, entendí por qué le dan un cuerpo matemático. Se me olvidaba que las fórmulas también tienen letras. Luego pienso… intentar sacarle la raíz cuadrada a Libertina no suena como a algo muy libre, ¿no?

Me puse a pensar y a pensar, a recordar y recordar. Comencé buscar a Libertina histórica. Verás, viajar en el tiempo es de mis hobbies favoritos. Así que me monté en la máquina y comencé el viaje. La primera parada la hice en casa de Celestina Cordero. Le pedí que me enseñara a escribir “Libertina” a ver si así reconocía su cara.

Luego, me fui a casa Luisa Capetillo y le pregunté si me ayudaba a buscara Libertina, me dijo que sí. Me vestí con mis pantalones jeans favoritos y salí con ella a buscarla. Después de empatalonarme, fui a casa de una de las hijas de la Libertad, Julia de Burgos, ella sabría decirme dónde estaría su mamá. 

Busca que te busca, y nada. Decidí regresarme y en el camino se coló el chacal patriarcal e  intentó apresarme, y no me quedó más nada por hacer, que SER. Me tocó ser libre y escapé. En cada visita que di, me traje un pedazo de Libertina en mí.  Yo reencarne LIBRE.


Follow My Blog

Get new content delivered directly to your inbox.